Hombre previsor vale por dos

Un vecino al otro:
– ¡Oye!, y tú, ¿Por qué abres las cortinas cada vez que tu mujer se pone a practicar sus lecciones de canto?
– Para que los vecinos no crean que le estoy pegando.

Comentarios

Leer además

Los días pasan volando.

Los días pasan volando.

Primer acto: Un japonés tomando tilo. Segundo acto: El mismo japonés al rato va al …

Frase del día

Una buena cabeza y un buen corazón son siempre combinaciones formidables.
— Nelson Mandela